Archivo de la etiqueta: videojuegos

Un año asesorando a padres, adolescentes y docentes sobre el uso de videojuegos

La Asesoría Online Sobre Videojuegos, primer servicio gratuito e independiente de consulta sobre todos los aspectos de los videojuegos que interesan y preocupan a la sociedad, celebra su primer año de actividad con una cifra de más de 3.000 consejos emitidos sobre consultas recibidas, desde España y Latinoamérica. Se destaca, además, la alta participación de los usuarios (padres, adolescentes, profesores e investigadores principalmente) a través de las redes sociales.

asesoriavideojuegos.comSu principal objetivo es informar y formar a la población en el uso saludable y consumo responsable de esta forma de ocio, ofreciendo sus servicios a través de las principales redes sociales (Facebook y Tuenti), Twitter y su web www.asesoriavideojuegos.com.

En la actualidad casi un cuarto de la población española utiliza esta forma de ocio y el 80% de los menores de edad usan videojuegos regularmente; estos datos contrastan con la falta de información y orientación disponible para la sociedad, aún cuando existe una importante demanda de opinión profesional sobre los controvertidos aspectos positivos y negativos de los videojuegos. Es aquí donde actúa La Asesoría Online Sobre Videojuegos, ofreciendo la posibilidad de resolver las dudas con un especialista en este campo, como por ejemplo:

  • aconsejando a niños y adolescentes sobre determinados juegos,
  • a padres preocupados por los efectos de los videojuegos sobre sus hijos,
  • o dando recursos a profesores interesados en aplicarlos en sus clases como un elemento pedagógico, siempre con una visión objetiva, informada e independiente en este ámbito.

Además, se ofrecen herramientas a personas que ven este sector como una salida laboral y se ayuda a investigadores que necesitan información.

Según Carlos González Tardón, Coordinador del servicio, “El videojuego es uno de los valores más novedosos y que más fuerza tienen en la actualidad. Aunque su historia se remonta a los años 50, sus efectos sobre nuestro organismo (tanto positivos como negativos) y sobre nuestra forma de entender el mundo han sido infravalorados y aún en la actualidad, la sociedad no tiene una idea clara sobre ello; por este motivo, tener un centro de información fácilmente accesible donde poder resolver dudas es una necesidad para cualquier persona, ya sea un jugador habitual u ocasional, responsable de la educación de un menor o un investigador, por ejemplo”.

Fuente: AsesoriaVideojuegos
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios

‘Descontrol’ parental en las compras de videojuegos y celulares a los niños

Los padres sufren presiones sociales para la compra de videojuegos y móviles, según la psiquiatra Carmen Merina quien considera que “muchos padres no soportan la presión del grupo social y sienten que son peores porque no les han comprado a sus hijos un determinado videojuego o un teléfono móvil”. Añade que los casos de adicciones a los videojuegos o a internet se suelen producir en adolescentes y en adultos, aunque el origen del problema se genera en la infancia.

Según señala se propician situaciones absurdas al comprar videojuegos y otros aparatos a niños muy pequeños, en especial, en los regalos desbordantes y desmedidos de los Reyes o por la Primera Comunión.

Los juegos de ordenador o de consolas ofrecen a los niños una gratificación inmediata, por lo que les resulta más cómodo que los juegos tradicionales, en los que tienen que pensar o hacer ejercicio físico. Esta situación se produce en niños más impulsivos y, sobre todo, en menores que pasan mucho tiempo solos, por lo que necesitan una vía rápida de entretenimiento y satisfacción.

Merina recomienda que los niños más pequeños no utilicen el ordenador o los videojuegos y, a partir de ocho o nueve años, lo ideal sería que los usasen durante 30 ó 45 minutos y sólo cuando hayan acabado sus deberes, aunque matiza que “Lo importante no es el número de horas que se dedica a estos juegos, si no que el niño diversifique su tiempo”.

Fuente: Soitu

Recomiendan implicación parental para evitar conductas negativas en Internet

Mientras se constata un aumento de los ciberdelitos cometidos por adolescentes en México, algunos responsables Jesús Alberto Sandoval Franco, presidente de Alianza Civil y que trabaja en trabaja en campamentos de verano para niños en situación de riesgo, recomiendan a los padres aplicar filtros y un implicación parental de control y supervisión familiar.

Entre los delitos que se registran destacan el robo de cuentas bancarias, phising, y principalmente el grooming, o acoso sexual a menores por parte de adultos.

“Lamentablemente, los padres de familia que están ocupados trabajando o realizando otras diligencias provoca que no presten atención a sus hijos y la computadora se convierte en una niñera sustituta”, critica Jesús Alberto Sandoval Franco, presidente de Alianza Civil.

Sandoval destaca la necesidad del control parental por parte de los padres.

Las autoridades del Sistema Líderes Informáticos en Aprendizaje (LIA) aseguran que internet es una buen herramienta de trabajo, de la que es preciso no abusar.

Fuentes: oem.com.mx

El control en Internet empieza con la educación y sigue con el software

“Algunos padres piensan que el ordenador es una televisión y dejan al niño solo y no se dan cuenta de que él no se puede autoeducar”, señala Mar Monsoriu, autora del libro Técnicas de Hacker para padres.

La clave se encuentra en que los padres se ocupen de la educación de sus hijos también en el entorno de las nuevas tecnologías, igual que cuando se tratan otros asuntos cotidianos.

Software, la última opción

“Si no se les controla ni se les da ninguna directriz, tenderán a meterse en líos por pura y dura ignorancia”, sostiene la experta. Sólo ve útiles los programas de control horario porque “los chicos dedican un tiempo extraordinario a los videojuegos“. Con estos, los progenitores pueden asegurarse de que los niños usen el ordenador sólo cuando ellos estén en casa y que por las noches permanezca apagado.

Programas de control parental

Windows Vista dispone de un control parental que permite seleccionar los programas que se podrán usar y los sitios web que los niños no pueden visitar

Lo mismo sucede en el caso de Mac Os X, que ayuda a bloquear sitios web para que no se pueda navegar por ellos, o establecer límites de tiempo de uso a través de un calendario. Además, ofrece un registro que guarda los sitios web que han visitado los hijos, los programas que han abierto y las personas con las que han chateado.

Monsoriu aprecia desventajas en estos sistemas integrados porque el padre debe ser el administrador del equipo, y “eso no está al alcance de la mayoría”. Los niños son los administradores porque “descubren que con ese perfil pueden instalar programas” mientras que los padres se quedan como simples usuarios.

Regular el chat

Otro programa de control parental es Chat Controller, que sirve para fijar a qué horas no se permite acceder a los principales programas de mensajería instantánea (Windows Live Messenger, Yahoo! Messenger, Skype o Google Talk, entre otros). Para Linux se puede encontrar Timekpr, mediante el cual se limita el tiempo de uso diario del ordenador.

Si se compra un móvil a un menor, conviene que sea de contrato y no de prepago, porque así los padres tendrán constancia de las llamadas que realiza

Fuente: consumer.es

El parlamento europeo propone mayor control a los videojuegos on line

La comisión de Mercado Interior del Parlamento Europeo considera que el sistema de clasificación de los videojuegos on line no es eficaz y proponiendo un mayor control de los videojuegos, pide la incorporación de un “botón rojo” a ordenadores y consolas con el que los padres puedan desactivar o limitar los juegos que consideren inapropiados.

El informe de la comisión parlamentaria, que recoge numerosas recomendaciones en este ámbito, no aboga sin embargo por legislar a escala europea sobre el etiquetado de los videojuegos, sino que considera mejor impulsar la cooperación entre los Estados miembros sobre la base del sistema en vigor. Éste, llamado PEGI , clasifica mediante un código los juegos por edades y temática (miedo, violencia, sexo, drogas, discriminación o insultos).

Los eurodiputados quieren que los países europeos eliminen sus diferencias y alcancen un mecanismo común basado en PEGI, evitando que las medidas nacionales puedan fragmentar el mercado. Además, piden responsabilidad a los propietarios de “cibercafés”, pues recuerdan que, según un Eurobarómetro, un 3,2% de jóvenes entre 16 y 17 años tiene acceso a internet en estos establecimientos sin ningún tipo de control parental.

El informe, que se apoya en estudios recientes, señala que la violencia en los juegos no impulsa automáticamente comportamientos violentos, pero asegura que una “exposición prolongada” a ese tipo de escenas “puede tener un impacto negativo sobre el jugador”. Por ello, solicita medidas para evitar adicciones a los videojuegos on line y comportamientos violentos, tanto a los productores como a los vendedores y a los padres.

El informe, aprobado por unanimidad en la comisión parlamentaria, será votado de forma definitiva por el pleno de la Eurocámara el próximo mes de marzo.

Fuente: 20minutos.es

El 43% de los menores españoles navega solo y sin control en Internet

Según un estudio de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, un 43% de los menores españoles asegura que navega por Internet sin control alguno de sus padres,

El informe, que estudia el consumo de medios audiovisuales de un total de 11.000 niños de entre 10 y 18 años de 20 ciudades españolas, indica que el 73,6% de ellos navega solo; prácticamente la mitad (49,3%) afirma haber aprendido también en solitario a moverse por la red.

Unicamente el 18,4% de los menores tiene instalado un filtro de contenidos, frente al 66,7% que dispone de antivirus en su ordenador, un aparato tecnológico que en el 26,1% de los casos está en el dormitorio de los jóvenes, y en un 30,7%, en un cuarto de estudio.

Asimismo, un 52,6% aseguran no discutir con sus padres por el uso de la red y si lo hacen es únicamente por el tiempo de conexión.

La investigación también resalta que el 57,3% de los menores afirma conocer a alguien que está enganchado a Internet y el 23% considera que la red puede provocar adicción.

Bringué ha explicado que Internet resta tiempo al estudio en el 22,7% de los casos analizados, aunque sigue siendo la televisión la que roba más dedicación a los estudios, ya que un 25,6% de los chavales reconoce que ve la tele mientras estudia.

Preguntados por los investigadores por su “plan perfecto” para después de cenar, los jóvenes establecieron la televisión en primer lugar (30,5%), seguida por los videojuegos (19,8%), Internet (16,7%) y la música (9,6%).

El estudio revela que casi el 60% de los menores encuestados ve la televisión entre una y dos horas al día entre semana, y que más de la mitad (53,2%) lo hacen en solitario (un 44,3% sin restricciones de programas), una situación que se repite con Internet, donde existe un escaso control por parte de los progenitores con respecto a los contenidos.

Fuente: mujer.orange.es

La adicción a Internet se multiplica por cuatro

La adicción a las nuevas tecnologías se manifiesta en el progresivo cambio de comportamiento de la persona: reserva, asociabilidad, insomnio, largas horas frente al ordenador…

Si hacemos caso del estudio realizado por doctora Kimberley Young, de la Universidad norteamericana de Pittsburg y pionera en el conocimiento de ésta y otras patologías de nuevo cuño, esta forma de adicción (en especial la adicción a internet) afecta, ya, a uno de cada diez internautas.

Carmen Bayón con la colaboración de diversos centros de Madrid y Barcelona, está realizando un estudio (el primero de estas características en España) para obtener datos fiables sobre la adicción a internet en nuestro país. Con los datos reunidos hasta el momento, el estudio apunta a que entre un 6 y un 9 por ciento de los usuarios españoles de internet podrían haber desarrollado un proceso adictivo.

Algunos de los más destacados especialistas sobre la cuestión se dieron cita el pasado 20 de noviembre en el Hospital Clínico de Madrid, donde se celebró, el «Simposio internacional sobre adicciones a nuevas tecnologías» organizado por la Fundación Gaudium, y al que asistió Pantallasamigas.

En nuestro país, dicen los organizadores, se han multiplicado por cuatro (solo durante el último año y medio), las consultas a especialistas relacionadas con el abuso de internet, las videoconsolas o los teléfonos móviles. En palabras de Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco, «cualquier adicción es una patología de la libertad», que se produce cuando una conducta inofensiva «acaba convirtiéndose en un hábito que el sujeto ya no puede controlar» y que interfiere en otros aspectos de su vida.

Esta forma de adicción (en especial la adicción a internet) afecta, ya, a uno de cada diez internautas.
La adicción a las nuevas tecnologías sigue el mismo patrón que cualquier otra conducta adictiva. Existe un «placer inicial» que se convierte en una pérdida de control sobre la actividad (compras, sexo, internet…) y que genera dependencia, síntomas que son análogos a los que generan el alcoholismo o la drogodependencia.

Según el más reciente, elaborado el año pasado por el Ayuntamiento de Madrid sobre una población de 560.000 adolescentes entre los 15 y los 24 años, aproximadamente un 15 por ciento hace un uso inadecuado de las nuevas tecnologías.

Padres poco preparados

«El 70 por ciento de los padres se confiesan absolutamente legos en el manejo de internet, de los chats, de las videoconsolas o de los juegos en red, y por tanto no tienen criterio de cómo administrarlo» según el director general de Adicciones de Madrid Salud, Francisco Babín. Lo primero que hay que hacer es detectar si existe algo anómalo en la conducta del menor,

Una vez identificado el problema, los expertos proponen combatirlo a través de la vigilancia (que los niños no estén solos cuando se conecten a internet, sino acompañados por un adulto), o impedir que el hecho de estar navegando se superponga con otras actividades de la vida diaria. También se recomienda poner el problema en conocimiento del psicólogo del colegio y actuar siempre de acuerdo con él y, en su caso, con el médico de familia.

Fuente:abc.es