Archivo de la etiqueta: pornografía

Apple patenta un sistema para censurar el ‘sexting’

La empresa Apple ha patentado un sistema para evitar el sexting en sus teléfonos, pensando sobre todo en los usuarios menores de edad, donde es un fenómeno habitual y preocupante.

La patente, que ya fue solicitada en 2008, consiste en censurar algunos términos en los mensajes que envía o recibe el usuario. El objetivo de este mecanismo de control es evitar que los más chicos envíen o reciban mensajes con lenguaje parentalmente objetable.

La aplicación permitiría a los padres determinar qué palabras no puede recibir su hijo por el celular para impedir que mande o reciba mensajes que contengan esos términos. Esta aplicación también alertaría a los padres cuando estas palabras prohibidas sean empleadas, a modo de chivato. Podrán elegir entre sustituir el término utilizado por uno más decente o borrar automáticamente el mensaje.

Complementariamente a este tipo de controles sobre el sexting textual, existen aplicaciones que se aplican al sexting gráfico para añadir bandas que oculten fragmentos de las fotos enviadas, dirigidas en este caso a los adultos que conscientemente quieren enviar fotos eróticas de sí mismas a otras personas.

Fuente: Alt1040
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Los menores dedican hora y media a navegar por webs no recomendables sin control alguno

Los menores dedican 1 hora y 23 minutos diarios a nevegar en Internet y en su inmensa mayoría por webs para adultos o con contenidos no recomendados.El 87,5% de las visitas efectuadas a «páginas no recomendadas» -se han analizado 1.270 visitas- se dirigen a la categoría de «sexo/ pornografía», con una media de permanencia de 76 segundos, seguida de la categoría de «juegos» con un 8,2% de las visitas y 4.6 minutos de permanencia, y la de «apuestas», con un 7,2% y un minuto de permanencia en la página. Por ultimo, es destacable la categoría «sectas» que siendo solo un 2% de las visitas tiene el récord de permanencia con un promedio de 5 minutos. Son los datos obtenidos del análisis de las más de 145.000 páginas web visitadas por los usuarios del servicio Danba.

El 86% de los menores accede a terminales sin ningún sistema de filtrado permitiendo la visita a páginas de alto riesgo. Como consecuencia, uno de cada dos menores en España accede de forma regular a páginas no apropiadas o utiliza Internet de forma compulsiva/adictiva. Según datos de Anesvad, en Internet existen alrededor de cuatro millones de webs cuyo contenido es inapropiado para niños y adolescentes, y se calcula que cada día se crean, al menos, 500 sitios con las mismas características.

Los chats son también una herramienta de alto riesgo y un 45% de los menores admite que se conecta habitualmente. Como consecuencia de su uso indebido, el 30% afirma que ya ha facilitado su número de teléfono o dirección en alguna ocasión durante sus conexiones, y el 14% asegura que ha concertado una cita con un desconocido.

Fuente: lavozdegalicia.es

Charlas para evitar el grooming y los delitos en Internet

Ante el aumento de casos en que los menores acceden a quedar con adultos que conocieron en chats o en redes sociales y la proliferación de ciberdelitos en la red – según El diario mexicano El Siglo de Torreón el 40% de los delitos en EEUU se comete o se plaena en Internet-, las escuelas norteamericanas han puesto en marcha un plan de charlas de especialistas cibernéticos para alertar a los padres de familia y a los niños sobre los riesgos de Internet.

Las recomendaciones más comunes son las siguientes:

Colocar la computadora en una parte pública de la casa y vigilar constantemente que sitios y tipo de información observan sus hijos.

Conocer las claves y contraseñas de los correos y portales que utilizan los menores es esencial, incluso para el caso de una emergencia o delito.

Revisar de manera frecuente los correos de sus hijos así como el nombre de las personas con las que tienen contacto. Si hay alguno que él o ustedes no conozcan de inmediato investigarlo a fondo y no proporcionar ninguna información personal.

Es responsabilidad de los padres el uso que el menor haga del Internet, la libertad a la privacidad no cabe aquí, sería tanto como dejar un arma cargada a su hijo.

No subir fotos personales y familiares a los sitios públicos y de ser posible no suscribirse a páginas como Myspace y Facebook. Están muy de moda, pero son el lugar perfecto para que sus hijos sean contactados por algún criminal.

Cualquier mensaje extraño debe comunicar de inmediato a las autoridades o al proveedor de Internet para ser investigado, en este caso más vale prevenir que lamentar.

Finalmente no permita que sus hijos se excedan en el uso del Internet, es muy fácil volverse adicto a tanta porquería que desgraciadamente abunda en la red de red

Fuente: elsiglodetorreon.com.mx

Cuando los menores se saltan los filtros que les protegen

Creer que por tener un firewall (o cortafuegos) o que por desconectar el messenger u otros programas nuestra navegación y la de los menores resulta más segura es un error. Porque éstos son los primeros y más cualificados expertos en saltar las protecciones y filtros.

Un estudio realizado en 100 centros educativos del área de Manchester revela que al día se producen entre 50 y 100 casos de mal uso de los ordenadores escolares. El 30% de las ocasiones, se trata de acceso a vídeos pornográficos y el 70% se trata de de ciber acoso o ciberbullying.

El director del Instituto de Stretford, señala que desde que llegó a su actual cargo han tenido que cambiar tres veces el firewall que bloquea el acceso a determinadas páginas y programas. “Tenemos bloqueados Facebook y MSN Messenger, pero los estudiantes son muy espabilados para encontrar nuevas formas de saltarse los bloqueos”: Que le pregunten sino a Tom Wood, el joven australiano capaz de reventar un filtro antiporno de 50 millones de euros.

Wood intentaba demostrar el despilfarro de un filtro que no se ocupaba de las cuestiones más importantes: el acoso que pueden sufrir los estudiantes a través de Internet, ya sea por amberradas entre ellos mismos o por engaños desde el exterior, entre otras prácticas de lo que hoy en día se entiende como ciberbullying (ciber-acoso) o grooming (engatusamiento) respectivamente.

Una forma de dar la razón a Wood y a quienes opinan que, si huimos del moralismo religioso, todo el mundo en algún momento de su vida ha visto porno, y que hay que distinguir muy bien esto de los riesgos que pueden sufrir los jóvenes en Internet por la actividad de pederastas y otros personajes indeseables.

Sobre todo porque, como señala Davies, los propios alumnos desmantelan los filtros de forma relativamente fácil. Así pues, ¿no saldrá más a cuento concentrarse en luchar contra el ciberbullying y preocuparse menos por los vídeos eróticos? En la teoría, sí. El problema es que, en la práctica, ambos fenómenos pueden ir cogidos de la mano en algunos sitios y aplicaciones web. Habrá que ver cómo avanzan las alternativas para solucionar un tema tan complejo y escabroso.

Ciberniñeras para controlar qué visitan los niños en Internet

¿Cómo pueden los padres controlar qué páginas visitan sus hijos? Para ello, los expertos recomiendan comprender los riesgos de Internet, “y a la vez involucrarnos con nuestros hijos”, dice Manuel Suárez, responsable de programación de la empresa Consulting Resort & Solutions. El segundo paso sería recurrir a aplicaciones conocidas con el simbólico nombre de ´ciberniñeras, que filtren las páginas según su contenido.

“Dentro del entorno Windows, la protección infantil de Windows Live OneCare nos puede ayudar a proteger a nuestros hijos cuando están en línea. Mediante protección infantil podremos especificar con quiénes se pueden comunicar nuestros hijos, los sitios web que pueden visitar y los resultados de búsqueda que se les pueden presentar”, añade Suárez Paneque.

Técnicamente los requisitos del sistema necesarios para utilizarlo es disponer de Microsoft Windows XP con Service Pack 2 (SP2) o posterior y el navegador Explorer 6 o posterior, o Firefox 1.5 o posterior. En concreto, en Explorer (quizás el más extendido), en la barra de herramientas, a través de ´opciones de internet´ está el apartado ´seguridad´. Los usuarios tienen muchas posibilidades al respecto, como la de prohibir las descargas de archivos, que suelen ser dialers en esas páginas, la ejecución de ´scripts´ (programas pequeños que se ejecutan integrados en una página web).

tal vez sea buena idea crear una cuenta sin privilegios de administrador y ponerle contraseña a la nuestra, desde donde podamos hacerlo todo si así lo deseamos”, explica el informático de Consulting Resort & Solutions.

listado de software de control en inglés y castellano: http://www.crsbusiness.com/42312.html

Información extraída de laopiniondemalaga.es

Los padres desconocen control parental

Los padres se preocupan poco de lo que hacen sus hijos en Internet. Esta es una de las observaciones que destaca el estudio Cómo usan Internet los jóvenes: hábitos, riesgos y control parental que en 2007 llevaron a cabo los profesores de la Universidad del País Vasco, de los profesores Carmelo Garitaonandia y Maialen Garmendia referido a niños de entre 12 y 17 años.

El control de los padres sobre el uso que hacen los jóvenes de Internet es escaso, salvo acercarse más o menos en algún momento donde están sus hijos con el ordenador, para interesarse por lo que hacen, y en ocasiones hablar sobre lo que hacen en la red. El control es mayor sobre los más jovencitos que sobre los adolescentes de 16-17 años.

Su máxima preocupación es el tiempo de uso que les puede quitar tiempo para otras actividades (fundamentalmente escolares). Se preocupan en menor medida (o en escasa medida) del contenido de las páginas que visitan, de lo que ven o de las relaciones que tienen. Aunque les parezca normal este control, los adolescentes usan de todos los trucos que conocen (cerrar la puerta, cambiar de página cuando entran sus padres, minimizar páginas, entrar en Internet cuando no están ellos, borrar el historial y un largo etcétera) para intentar estar en Internet sin control alguno, salvo el que se impongan ellos mismos.

Los jóvenes ocultan a sus padres todo lo que entienden que no les gusta, o que les han prohibido, como por ejemplo contenidos especialmente violentos, y pueden compartir con ellos, los contenidos más light. Para los jóvenes no existe ninguna barrera en el acceso de contenidos salvo la que se establezca cada uno. “El que quiera ver que lo vea, y el que no, no” (chica, 13 años,Madrid).

Garitaonandia y Maialen Garmendia concluyen con sorpresa “que los padres españoles usan muy pocos medios técnicos, básicamente programas de filtrado o uso de filtros del Interet Explores o el Windows Vista, para el control de las actividades de sus hijos en la Red”.